martes, diciembre 11, 2007

Los Cuatro Cuartos o el gran asalto de Chris Cornell en Chile

Debo comenzar agradeciendo a mi amiga Maga quien apoyó la causa y además fue mi partner en este gran asalto.
También agradecer enormemente a José y Antonio por el gran empujón para ganar el asalto o el primer cuarto del partido.

No sé si definir lo de ayer como un partido de basquet o una lucha de box con varios o un gran asalto. De esos asaltos tipo Rocky que duran minutos eternos con movimientos lentos, caídas eternas y despertares rápidos.

Estábamos alargando la compra de los tickets por mucho tiempo, por falta de dinero y por el tandeo de la productora para mi pase, el que jamás llegó.

Ayer era más de medio día y estaba descontrolada porque tenía plata en la mano para comprar la vip si idílicamente no cobraran recargo, o simplemente pagar general, pero yo no estoy acostumbrada a pagar con recargo, prefiero esperar alguien que no va y comprarle a esa gente la entrada, prefiero pagar a otros que a los de ticketmaster. Sinceramente, creo que no voy a ticketmaster desde White Stripes.
Así comencé mi seguidilla de mails y preguntas por gmail y msn, hasta que Antonio me da un dato, su amigo José. Lo llamo, y sí, tenía dos tickets general a precio razonable, aplicamos transacción por phone. Ahora Llamo a Maga, quien se entregó a la aventura con felicidad. Me llama José, me dice que quizá nos podemos ir todos juntos, excelente apuesta. Ya que llegar a pata a Espacio Riesco es una cosa del demonio que no quiero dejar en mi huella de la vida por el momento.


Ya eran las 5 de la tarde, me sentía contenta, con nervio, mis conversaciones con James Grunge no hacían más que presagiar buenas cosas para hoy, con el anhelo grunge correspondiente de muchos de mi edad.
Me llega mensaje de José, es mi héroe, nos juntaremos en la torre de Vitacura. XD.
Maga me espera en la estación de metro cercana a mi casa, esta radiante y se ve ultra guapa con su corte de pelo y claro, como siempre tan atractiva :P
En el metro vamos como dos cabras chicas hablando de sus héroes musicales, me siento de 12 hablando de Rebelde. Así todas gritonas tiernas. El metro se va suave, sin frenos locos, con gente silenciosa, esperando su turno de bajar. No paramos de hablar en todo el trayecto. Estoy tan acostumbrada a esa clase de viajes sola que para mí es novedad total. Si viajo acompañada por lo general es con hombres y tener a mi amigui a mi lado es de esos panoramas poco usuales.
Llegamos a Tobalaba, Maga colapsa con el sol, mientras yo digo que no es necesario taxi porque estamos cerca.


Juro que no me di cuenta que caminé, no sentí mis pasos, era tal la felicidad que casi camino para otra parte, pero entre los comentarios de Maga y el sol, llegamos al lugar.
Esperamos conversando, llamé a Antonio, venía caminando. Esperamos los tres a José, quien con sus aires de chico rock nos dice que el móvil verde llegará.
Nos subimos al móvil, es una sensación rica, como cuando venía de viña después de dar el Toefl y nos dedicamos a dar vueltas a la rotonda Perez Sujovic sin parar, mientras los autos, las luces y los sonidos pasaban sin cesar. Esta vez fue bastante más suave, ya que el sonido consistía en los comentarios de música y espectáculos bien documentados. Nos pasan las entradas :D

Llegamos a El (a)Salto 5000, mucha, mucha gente, tanto auto como para partido en el nacional.
Ya se escuchaba a Phoenix, bien digno el grupo, con respetable sonido. En ese momento José y Antonio se van a trabajar. Con Maga nos dedicamos a acercarnos lo más posible a la reja. Con ese instinto suicida de cada una. Aplaudimos al grupo que se va. Después laaaargos minutos entran Dandy Wharhols: un bodrio de espectáculo, nada más. El periodo de tiempo fue interminable, fue amenizado por "Chaooo", manitos despidiendo y pifias incontrolables, que se alzaron después de la segunda canción. No daba para respeto, no no no.


Cuando por fin finalizó el destrozo, más minutos nos separaban de Chris Cornell de lo que esperábamos, en las primeras filas de la reja habían unas chicas de un metro cincuenta, semi aplastadas aún tenían contentación en sus caras. No sabían que 20 minutos después sus novios se olvirarían de ellas para dar paso a los puñetes, codazos y otras varias cosas. A estas alturas todos comenzamos a transpirar, calor, humo, presión. Los gritos por Cornell estallaban, mientras otros chillaban "Wueón Roga'o", a un costado otros hacían planes para pasarse a Vip lo que jamás vi que ocurriera en ese rato (vi a otros pero en otro rato). Cuando salió la banda fue griterio, cuando salio Chris el recinto colapsó.


Maga estaba aplastada, a un solo pie, yo estaba siendo pateada, pero con la mejor cara cantábamos, gritábamos y sudábamos como animales todos juntos en esa horda de flamantes dueños de la reja. Chris se veía esplendido. con esa voz rica que nos llama desde pequeñas. Oh yeah. Para mi el rock en la reja finalizó cuando golpearon mi columna y les juro que se me fue todo a negro, habían tocado mi punto débil (tengo un problema medio heavy en la espalda que me aguanto valientemente).
Le hago un gesto a Maga, quien me mira y atina a salir conmigo, deben haber estado contentos los de la reja, dos cupos más y dos minas sobre 1,70 menos.

El camino al patio casi no lo recuerdo, sólo sé que casi no veía, que sentía flotar y que cuando llegué al aire, con lo mojada que estaba, fue lo más cercano a tener una piscina alrededor. Me apoyé en la pared, Maga hace lo mismo, la miro, me mira, cierro los ojos y estoy en dos tiempos en el piso, flotando. Silencio.

Cuando pude abrir los ojos, miré a mi lado y veo que mi adorable niña está igual que yo. Ella saca un cigarro y yo despierto con los primeros acorde del set acústico. Voy a buscar agua que no encuentro. Pero recuerdo que debe existir un baño, entro, estaba limpio y mojo mi rostro, refresco mi pelo y salgo a rockear again. Entro al galpón y Cornell todo guapo, solito cantando, salgo a buscar a la Maga y entramos.
Pucha, que más puedo decir. Emoción.

Cuando termina el set acústico el chico desaparece un rato para dar paso al chico sin polera que todos esperabamos, así volaron unas pocas poleras del público y comenzó la onda de saltos y gritos. Recuerdo que vi a Maga desaparecer, se metió entre la gente. Mientras yo seguí saltando. En eso aparece de la nada mi amigui con bebidas, yo no tomo, pero creo que en esta oportunidad esa ayuda es invaluable. La azúcar a la vena permitió que el show terminara aún más enérgico y conmigo dando saltitos.

Lo que siguió de show es de las cosas que no olvidaré, el ambiente lo fue todo, el Chris las mató, simplemente, y su banda para que decir.

Foto: http://www.flickr.com/photos/psantiba/


Esa voz, esos gestos, las subidas a lo alto y las ganas de pasarla bien. El público dentro del show, el público en esa constante evolución, en la emoción de algunos, en las novias putrefactas hastiadas que se llevaban a los niños grunge que miraban con tristeza como quedaba aún show y ellos debían partir. El cansancio de otros, pero por sobre todo ese Rock power que se sintió que hace mucho no veía, quizá desde el retorno de los Rage (RATM), pero claramente esto fue más. Mucho más, porque el representa el haber sobrevivido a los 90, oh sí, que eso, se valora. Logró lo que muchos esperábamos que pasara con Pearl Jam, logró sacar nuestro lado gozoso del rock.

Cuando terminó José nos llamó para ofrecer transporte, así qué más puedo pedir, doy las gracias y yo ofrezco movilización, ya que mi madre con su alma infinita había ido a rescatarnos, me dice que gracias, pero ellos esperan el móvil. Dios, además finaliza todo con una llamada del 0.1% caballero de la nación. Increíble.

Chris Cornell, impecable, increíble. Puedo terminar mi vida más tranquila. Mucho más. Me falta Radiohead.

Blogged with Flock

7 comentarios:

Maga dijo...

Como te dije, puedo-morir-en-paz. Ayer toque el cielo en el concierto! Increíble, sublime, poesía pura.

Gracias a ti y a tus dos ángeles, a la banda y al señor de las bebidas por una noche mágica :)!

Cristian dijo...

Sana envidia, nada más que decir.

Dav dijo...

¡¡¡Excelente crónica!!!
Te felicito :D:D
Un excelente relato desde donde suceden las cosas, donde las papas queman, donde ocurre la noticia!

Un nanai para tu columnita!

Dav dijo...

That's rock!

Fernanda dijo...

:( me lo perdí, sniff
si iwal no puedo ir a todas... algún día lograré tener esa habilidad de ser omnipresente :P

Pablo Santibáñez C dijo...

hola,,,

después de casi un año veo tu blog y ¡sopresa!... la foto de mi flickr...

gracias por añadir la referencia.
se hizo lo que se pudo con la humilde camara.

slds.

pablo

Jaskask dijo...

De nada Pablo! Fue un gran momento!
Un abrazo!

eXTReMe Tracker