miércoles, noviembre 28, 2007

Compra de un "Notbug" o "Easybug"en Falabella (Packardbell Easynote)

Mi amigo Ricardo se graduó la semana pasada, sus padres lo festejaron comprando un notebook. Todo bien, mi amigo consultó en varias partes y finalmente optó por comprarlo en una casa comercial, ya que querían entregárselo en el momento sus padres. La casa comercial escogida fue Falabella. El promotor escogido Cristian Sepúlveda. Por esas cosas de la vida, comparando y comparando, el laptop seleccionado fue un Packardbell Easynote, rápido, pequeño, conectivo, una cosa pequeña y bella. Claro, su modelo, de 2 Gb en RAM, core duo de 2.0Ghz, 120Gb disco duro lucía bien, a pesar de tener las otras tarjetas integradas, para el uso normal correría bastante bien. El promotor, le contó que había un modelo superior a este, con 160 Gb de disco. Así que como haría casi cualquier hijo de vecino, lo seleccionaron. Fueron a caja, la transacción fue finalizada por un vendedor, mientras el promotor desapareció de escena. Cuando recibió la caja Ricardo se dio cuenta que decía 1Gb de RAM, encendió el compu inmediatamente y claro, eso tenía. Le dijo al vendedor que le habían ofrecido otra cosa, y no hubo problema: "Venga la próxima semana y le agregamos el otro Gb". Así pasaron los días, hasta hoy, cuando además se da cuenta que tenía solamente 1.8 Ghz. ¡Oops! ¿qué pasó?.
Ricardo me cuenta:

"
Yo necesitaba mi notebook así que le dije que cambiaran el dd de el notebook en uso y lo pusieran en uno de los "viejos" y así quedaba con 160 cambiando solo 1 pieza. Me dijo que no se podía, ante lo cual le dije que lo devolvería y quería hablar con el jefe del sector. Después de una larga discusión, donde me ofrecieron hasta un descuento o cambiar el producto por otro pc, se concreto en que devolveríamos el notebook con las cosas que venias de regalo obviamente. Después de hablar sobre acciones judiciales y pedir sus nombres nos fuimos (andaba con mi padre). El estaba muy ofuscado por lo que lo invite a comer algo. Mientras comíamos nos llamaron diciendo que podían hacer el cambio de disco duro por lo cual lo pensáramos y viéramos si lo aceptábamos. Finalmente mañana le diré que no, devolveré mi notebug y veré en otro lado.
"


Con esta incompetencia, estafa y aprovechamiento concluimos que los promotores de tienda, por lo general son inescrupulosos y mal informados. Y nos preguntamos: ¿A cuánta gente le habrán pasado gato por liebre?

Actualizado: En Falabella le devolvieron el dinero sin chistar a mi amigo.

3 comentarios:

Dav dijo...

No hay que ser easyn00b para ser engañado, ¡ojo con esta gente!
Estos casos deberían publicarse más, todos de una, para que se le tome el peso.
Así quizás les llega más.

Hoy caché que la importadora de Chrysler en Chile anduvo registrando para la venta Jeeps del año 2001 como si fueran del 2003 o 2004. Y no era un sólo caso...

Jaskask dijo...

Sí! Son una porquería!

Fernanda dijo...

No es por ser "despreciativa" ni nada de eso, pero los vendedores de tienda, no tienen idea de dónde cresta están parados, sólo trabajan por la comisión que reciben y embolinan la perdíz. Con suerte tienen el cuarto medio rendido y algún estudio, si es que, en algún CFT de mala muerte. Es así, todavía en Chile, el que goza de buena educación corresponde un porcentaje privilegiado de la población, e incluso ASÍ no es garantía de que las neuronas le funcionen correctamente como para llevar a cabo una tarea determinada con un 99,9% de exito. Hoy en día se hace cualquier cosa por las monedas sin importar la calidad del servicio.
Los vendedores creen que porque saben pronunciar, a medias, las palabras gigabye, megabyte, disco duro, memoria RAM, tarjetas varias uno les va a comprar que manejan información adicional sobre su funcionamiento. Por eso, cuando yo voy a una tienda, en escasas ocasiones me dejo atender por un vendedor o vendedora. Si hasta cuando una va a comprar calzones no manejan la información necesaria... O SEA!!!!!!!

eXTReMe Tracker